31 diciembre 2005

Memorias de un amnésico



Atrás dejo un año convulso, sumido en los cambios y en la liberación. Del que entra, espero la consolidación de los logros que, gracias a los que me rodean fuí capaz de llevar a cabo sin desfallecer en el intento.

No hace mucho, alguien escribía una nota referente a esas libretas "enigma", que pueden suponer un auténtico jeroglífico si te cogen fuera de juego. Bueno, por lo menos es divertido intentar descifrarlas.

Hay otras notas, por el contrario, que no olvidas por más que lo intentas. Y cuando revisas la vieja agenda, esa que vas a dar boleto en el plazo máximo de una semana, te das cuenta en qué has perdido el tiempo ultimamente.


Mi ritual del dia 1 de Enero, ese día en el que la mitad del mundo está de resaca, solía ser habilitar mi nueva agenda. Nuevecita, impecable, en blanco, igual que el año al que representa.

Esta vez quisiera sonreir cuando, con el lomo vencido, la revise por última vez. No me importa cómo va a empezar el año. No del todo. Quizá para algunos sea una herejía trabajar en Nochevieja. Para mi la herejía ha sido no poder elegir nunca lo que iba a hacer durante esa noche porque los compromisos me ahogaban. Compromisos que no me había buscado, ni entendía por qué los había de satisfacer.

Esta vez quisiera elegir hacer de mi capa un sayo,
por pura diversión. Quisiera llenar las páginas de mi diario con los libros que he leído, las peliculas que he visto, los amigos con los que me he reencontrado y desde cuantas partes del planeta he visto una puesta de sol.

Cuando acabe el año, quiero recordar cuántos restaurantes regentados por lenguas-de-trapo, me han provocado una indigestión. :)

Quiero recuperar la inocencia.

3 comentarios:

Sir Neb dijo...

Llevaba un rato largo pensando qué poner, pero casi que lo dejo en unas palabras: suerte, constancia y felicidad. Si llegar al infinito es cuestión de tiempo, ¿por qué no llegar a otro "estado" más cercano? Feliz Año. :)

BrownieMan dijo...

vaya, vaya, ya veo cuál va a ser mi propósito de año nuevo...

convertirme en hado padrino para concederle sus deseos a una niña buena...

que cosas

kuching dijo...

Pos tener a un zalo de hado padrino puede ser muy hilarante...porque si se toma una cosa en serio es capaz de ponerse un tutu y disfrazarse adecuadamente al hado padrino y en este contexto de santaclausas (mejeres vestidas de santa y con barba...ya todo es posible)

Suerte y Feliz Año a los dos. En algún momento de este año os haré una visita. Prometido.