01 diciembre 2005

Un dia cualquiera

La musa se había ido de vacaciones (la hija de p...), pero volvió, a tiempo para que esto tomara forma.

(Anna)
Llegó a casa cansado tras un durísimo día de trabajo. Dejando las llaves en la mesita de la entrada caminó hacia la cocina, allí se hizo un café mientras esperaba a que las fantasmales luces verdes del reloj digital del microondas alcanzasen el cero absoluto cediendo toda su energía a los espaguetis carbonara del día anterior. Si estuviese acompañado, abriría una botella del Rosado que guardaba en la buhardilla y lo serviría en copas altas a la luz de las velas. Pero no lo estaba.
Desde la puerta del salón un maletín de piel sintética lo vigilaba con ojos voraces en forma de trabillas metálicas dejándole saber que esta noche tampoco podrá dormir.
-¡Ding! -Se atrevió a anunciar el modernísimo horno de fabricación taiwanesa.
Mientras dejaba el plato sobre un salvamanteles de metal con motivos florales y echaba mano al mando a distancia comenzó a pensar en Isabel, la nueva chica del departamento de finanzas. Era más alta que él, pero apenas se notaría si no llevase tacones, aunque esas botas de cuero hasta la rodilla contorneaban sus piernas de un modo enloquecedor. Cualquier hombre pedería el sentido con tan sólo remontar los rápidos de esas sinuosas columnas de suave alabastro o recostar su cabeza en el regazo de anchas y acogedoras caderas... ¿y qué decir de sus pechos? Dos colinas de perfecta forma guardando el más delicioso de los valles.
-¡Era un jinete sin cabeza! – interrumpió Johnny Depp.
Isabel desapareció de sus pensamientos a medida que su flujo sanguíneo subía hacia su estómago. Un índice indeciso jugueteaba con los botones del cambio de canal, serpenteando entre las sesiones de teletienda y las peores producciones del porno italiano de todos los tiempos.
**********
En su sueño Isabel llevaba zapatos rojos y bailaba desnuda alrededor de una guillotina, sus ojos azules como los deseos del frío Atlántico lo miraban fijamente a través de un velo de lágrimas que teñían su cara con largas espirales negras de khol. La blaquísima cabellera de la reina de la repostería se giró hacia él y congeló su expresión mientras la voz de su profesor de historia del colegio le llegaba desde un punto muy lejano de su mente:
-Y el cabello de María Antonieta se tornó blanco en apenas un mes en la cárcel...
-Despierta – ordenó la monarca con desdén, cegándolo con la luz de su piel de porcelana.
**********
El sol inundaba todos los rincones de su apartamento, como un invitado no deseado revolviendo en los pormenores de su vida privada. El plato de pasta y el café seguían frente a él, ofreciéndose como patético desayuno. Con la sensación de albergar el cadáver de un pútrido roedor en su boca se levantó y consultó la hora. Las seis de la mañana, justo a tiempo para llegar al trabajo.
Apagó la televisión, probablemente víctima de algún fallo de emisión, pues todos los canales proyectaban una vívida luz azulada acompañada de un molesto y continuo pitido...


____________
(cyrceh)
De camino al baño se detuvo frente a la ventana. Asomaba al patio interior cuya estampa vecinal se veía difuminada por un solo punto de atención. Vecinitas ruidosas en plena pubertad con deseos de abrirse al mundo paralizaban su ya de por si maltrecha voluntad. Respiró hondo, expulsó el aire lentamente, procurando no hacer un ruido que nadie iba a oir. Se vió reflejado en el espejo del baño, que le juzgaba duramente desde el final del pasillo, tras la puerta entreabierta. El mismo que no era capaz de mirar mientras se lavaba los dientes, consciente de su propio escarnio. Entró en el dormitorio, donde se cambiaría la camisa y escogería otra corbata de dibujos estridentes. De camino a la puerta cogió de un revoleo la cartera que aguardaba pacientemente su turno desde el recibidor, así como la chaqueta y salió cerrando tras de si la puerta. Sus prisas terminaron ahí.

Voces y risas le volvieron a paralizar sujeto al pomo, intentando evitar cualquier tipo de contacto visual, aquello debía terminar. Un pequeño torbellino de zapatazos bajaba la escalera. Un uniforme de falda gris y trenca azul marino sujetaban un cabellera anaranjada que giró bruscamente para enmarcar unos ojos ofensivamente abiertos y verdes y un universo de pecas.

-Holaaa!- unos tiernos e impuberes labios untados en vaselina de fresa le ofecían un cantarín buenos dias. Tras ella, la comitiva.

-Nena, no te pares!- graznó- te has fijado en quien es, no?- bajó el tono mientras se dirigía a su compañera de tertulia.

-No, quién?

-Hace poco que vive aquí, y es un poco rarito porque no trata con nadie, y tengo oído que una vez le encontraron fotos... Bueno, tampoco quiero hablar de lo que no sé, pero yo no estoy tranquila con ese tipo viviendo aquí y mi niña... en fin, que no me gusta.

No fué del todo ajeno a las miradas de soslayo, ni al juicio sumarisimo al que se le sometía, una vez más, inconscientes de todo el dolor gratuito que suponen los malos entendidos. Dejó caer los pies escaleras abajo con desgana, enfrentandose con desidia a un nuevo, equivalente, rancio e insustancial día provisto de nuevos silencios, nuevos vacíos, nuevas explicaciones de lo ocurrido a aquellos que se atreviesen a preguntar.

Salió a la calle, se dirigió a la parada de taxis donde un orondo barbudo le abrió la puerta del asiento trasero.

-A trabajar, no?
- Exacto- musitó sin demasiado entusiasmo mientras buscaba su telefono movil que había cobrado vida propia-Sí!, - era ella, la causa de todos sus males, lo que mas quería en este mundo.
- Hola, como te va en tu nuevo piso?
- Bueno, no está mal, es pequeño, pero tiene de todo. y tu, como estas?
-Bien... cuando voy a verte?
- No me parece prudente, despues de todo lo que ha pasado. No me quiero meter en mas lios, ni buscarte mas problemas.
- Deja de decir tonterias! Yo quiero estar contigo y me importa un rabano lo que pueda pensar el resto del mundo!
- No te pongas así! No me resulta tan facil ignorar todo lo que ha pasado.
- A callar! me pasaré por tu casa esta tarde. vale?
- Tengo elección?
- No
-Pues en casa te espero. Pido pizza?

- Siiii. Que gran cocinero es mi padre.
- Como siempre. No se enfadará tu madre si se entera que vienes a casa?

- Despues de la putada que te hizo no me merece ninguna consideración, que chille como una zorra. Me da igual lo que diga el juez, lo que diga mamá y lo que diga san pedro.
-Vaaaale. Frena esa lengua. Te veo luego cielo.
-Hasta luego papá, un beso.
- Un beso hija.

10 comentarios:

kuching dijo...

Jijiji. Todos están vivos. No me lo esperaba. Aún así la atmósfera chungo decadente que respiraba el texto de ana creo que marcará todos los relatos.

PD: Seguro que ahora ana se saca una historia de lo más Happy y me siento estúpido.

Tenemos que hacer más juegos de estos. Gracias por aceptar este nuevo reto.

antonio dijo...

Me gusto la idea de la perversion que manejaste y como dice Kuching la verdad si fue dificil no caer en un final ya esperado, y me gusto que le cambiaste el contexto con el final!!

me gusto mucho!!

JESUS ANTONIO

AnnaRaven dijo...

Ole mi niña! ole ole ole! Me gustan las historias "de detectives" y realmente me parece la más realista. En el fondo todos somos unas marujas y más en los patios de vecinos.
La vaselina rosa...brutal.

Kuching: mmm no suelo hacer finales Happy´s en la estación Desleal :P

MsNice dijo...

La más realista, es cierto. La descripción del protagonista por sus pensamientos ante el espejo, esta historia tiene un regusto fílmico, me la imagino como un traveling hasta el momento que entra en el taxi.
Pero es un perverso, sin perversión, sólo la imagen.
Es como dijo Anna, "haz que la carta aparezca en el frutero, no en el bolsilo de la chica, ni el de su novio".

RKL Archer dijo...

Kuching: como "madrina" de ese primer relato que nos volvió a todos un poco locos, me gustaría empezar el próximo. Si a todo el mundo le parece bien y me deja un pequeño margen de tiempo para recuperarme.

antonio: la primera idea fue convertirle en el ser mas despreciable de la tierra, pero luego me dió pena, soy una blanda.:D

Anna: ahora que lo dices, ese trozo es un puntito Almodovar, ¿te imaginas a Chus Lampreave dandole el coñazo a la vecina con el depravado del nuevo? aaah me parto, solo faltan los azulejos de colorines.

Ms nice: cierto, no tengo paciencia para describir entornos, me gusta pasar a la acción, por poca que sea, tambien las reacciones describen a los personajes asi que, para qué nos vamos a matar?

¿QUIÉN SE APUNTA A LA SEGUNDA RONDA?

AnnaRaven dijo...

Ah... mi mujer es MARISA PAREDES. Qué grandeza!

En cuanto a la siguiente ronda, que yo juege dependerá de cuando sea (mi jefe quiere que escriba un report y eso me lleva ... bastante tiempo) y a partir del 21 es bastante dificil que tenga conexión a internet... por lo de volver a casa, como El Almendro.

antonio dijo...

Entonces quien empieza!!
Un abrazo!!

JESUS ANTONIO

RKL Archer dijo...

Ya dije que me gustaria empezarlo yo, pero podriamos dejar los finales para despues de fiestas. Porque hay gente que no va a estar por la labor...

navidad, regalitos, etc.

kuching dijo...

Yo me apunto no soy de los que arojan guantes a la cara para no acudir con mis padrinos al convento ;).

Y sí...lo mejor será después de la fiestas porque prisa no hay ninguna. Ya nos mete prisas el mundo...Tomemos las cosas que podemos con calma.

MsNice dijo...

Vaya, así que aquí estabais, tan escondiditos.
Vale, YO ME APUNTO y propongo esto: que Miss GPS empieze pero no nos diga qué viernes después de las fiestas lo va a poner como muy tarde, pienso que el primer viernes de enero, así la respuestas aparecerán la última semana del mes.

Y que se apunte alguien más, no? Esto es libre, y al fin y al cabo aprendemos todos de todos.