21 diciembre 2005

Vamos a ponernos serios



Desde que tengo uso de razón, en mi casa, cada año hubo un calendario de mesa que mi madre compraba religiosamente. En el dorso podía leer "Asociación de artistas pintores con la boca y con el pié". Siendo muy niña, en mi inocencia, le pregunté por qué lo hacían así en lugar de con las manos. Su respuesta fué "porque no tienen, o no las pueden usar". Se me cayó el alma a los pies.



Pasado el tiempo, cuando me dejaba ayudarla a rellenar las decenas de postales que enviaba cada año, descubrí que tambien las postales pertenecian a la misma asociación. Creo que esas postales engloban sus dos perdiciones, la pintura y el afan de superación.

No compadecer, es su lema. A veces nos lamentamos de lo desgraciados que somos y de la penita que nos damos. Nos quejamos de lo cruel que es el mundo, de lo injusta que es la vida con nosotros y de lo impotentes que nos sentimos. Me da por pensar... nos tendría que pasar algo así para que nos pusiesemos las pilas? El ser humano se crece ante la adversidad? O es que la autocompasión del que lo tiene todo resulta una postura cómoda?


Moraleja:
mis deseos para estas fiestas, que le echemos todos un par de huevos, a lo que sea que se los tengamos que echar.

Agur


2 comentarios:

Sir Neb dijo...

Buena máxima, pardiez.

MsNice dijo...

cheers!