12 mayo 2007

Emotional memes


Es fácil llorar con una película. Relativamente fácil para el género femenino, quizás mas proclive a dejar aflorar nuestras emociones sin pudor. Las imágenes impactantes, la música adecuada y a buen volumen y hechos que nos conmueven de un modo u otro son detonantes para dejarse llevar, pañuelo en mano, por las lágrimas irrefrenables, o el sorbido de espontáneos y repentinos mocos.

Aquellos que no lloran, quizás porque mantienen cierta distancia con sus debilidades o porque se les ha enseñado a que eso no se hace, contienen la respiración, dejan de comer palomitas y luego repiten determinada frase una y otra vez cuando delante de un amigo comparten impresiones.

¿Quien se atreve con la terapia de grupo? Propongo rebuscar en vuestra mente cinco películas al azar o cinco momentos cinematográficos que os hayan encogido el estómago. O en el que hayáis llorado como perras. A mi, así, a bote pronto...
Gladiator
La última fortaleza
Moulin Rouge
El laberinto del Fauno
La vida es bella

¡Quien es el siguiente!





4 comentarios:

Valmón dijo...

Pues voy para alla a ver que pasa. No sé cuales pondré

AnnaRaven dijo...

Pero tienes que poner en que momentos de las pelis, sino no vale.

Tytyvillus dijo...

Yo lloré como una magdalena con Los Teleñecos en cuento de Navidad.
Y no es broma.

kuching dijo...

Contesté en el Blog de Anna.