20 julio 2007

Catarsis

Si, ahora comprendo por qué nos aconsejan estudiar desde el primer dia. No, he comprobado que mirarse un atlas de anatomía mientras se escucha a The Offspring no es la mejor manera de memorizar inserciones musculares. Y si, he terminado... por ahora.


Me fugo, con compañía, al remanso de paz en el que se ha convertido para mi el norte. Y ojalá, entre el fresquito de los prados verdes y el murmullo celta, pueda invocar a la musa, que me exigirá rendir cuentas de mi mala conducta.

Espero que no sea muy dura conmigo.

En cualquier caso, tengo que ir a romper una botella en el casco del nuevo navío del Comodoro.

Y relajarme...

2 comentarios:

kuching dijo...

Estoy deseando que hagamos esa botadura.

AnnaRaven dijo...

mmm
muy relajado parece el gatito...