29 febrero 2008

Furia


He querido ser tantas cosas a lo largo de mi vida, que todo lo que he conseguido hasta la fecha es una bonita crisis de identidad.

No estoy para llorones. No estoy para plañideras hedonistas. No le soluciono la vida a nadie. Prefiero las neuras de cultivo propio.

No me vengas con sermones moralistas si no conoces el sentido ni el origen de esa moral. No fotocopies discursos. El espíritu crítico está para algo más que para llenarte la boca cuando lo pronuncias en voz alta.

No te lleves esa botella.

Y cierra la puerta al salir.

4 comentarios:

ANITA_LOSS dijo...

AMEN.
AMEN....

AnnaRaven dijo...

Y que no le golpee al cerrarla, añadiría yo.
;)

MsNice dijo...

bah, los golpes de puerta son necesarios para liberar tensión: la despedida con un beso y una caricia sólo sirve para películas de Sandra Bullock.
y luego al lamerse las heridas, cuando más escueze más rápido cura.
ea,

Octavio dijo...

Sí que, Rakel, tenemos en común más de lo que parece. Cierro la puerta por fuera, pero antes déjame compartir, y de modo generoso, el contenido de la botella.
Un beso.
Octavio.