05 abril 2008

El hombre de Maine


La mayoría de la gente se acuerda de cuándo perdió la virginidad, y la mayoría de los escritores se acuerdan del primer libro cuya lectura se acabaron pensando: yo esto podría superarlo. ¡Coño, si ya lo he superado! ¿Hay algo que dé más ánimos a un aprendiz de escritor que darse cuenta de que lo que escribe, se mire como se mire, es superior a lo que han escrito otros cobrando?

Stephen King

5 comentarios:

AnnaRaven dijo...

Hmmm hace años que no pienso así. La mediocridad de otros no me hace feliz.
Es más, seguro que en su mediocridad hay algo que me supera, sean sus letras, su agente o su don de gentes.

Tytyvillus dijo...

Eso lo pienso yo viendo una peli porn...........esteeeeeee, ejem, lo que quería decir.....ummmm. Olvídalo

RKL Archer dijo...

Anna:
¿Dónde dejaste tu sentido del humor?

Tytyvillus:
¿Lo dices por la parte femenina o por la masculina? :P

Melvin de Gats dijo...

La verdad es que, por lo menos, es un buen hilo esperanzador.

Y, la foto, de las mejores que he visto últimamente ^^

martin dijo...

A mí me paso al contrario, al leer la primera novela que supe que nunca podría superar: El mundo según Garp, de J. Irving.
Uno s siente entonces pequeñito, pequeñito....