24 julio 2009

Loa cuentos eróticos de mi abuela



En ocasiones, cuando las circunstancias que nos rodean superan nuestras expectativas físicas y emocionales hasta el punto de derrumbarnos hay una voz que nos sale del interior o de alguien muy cercano que, cual pepito grillo nos consuela diciendo: "Verás cómo un día nos reímos de todo esto."

Ahora imagina que esa situación es la Segunda Guerra Mundial y tu, una joven viuda que habita en una isla del caribe tomada por el ejercito estadounidense como base.

Los cuentos eróticos de mi abuela es una historia dura donde el pillaje, la depravación y la falta de escrúpulos son moneda de cambio, pero estos están teñidos por el velo suave y aterciopelado de la memoria de la que ahora es una anciana de 90 años, que le relata a su inocente nieto las peripecias de entonces. Y en los entreactos, a modo de entremés, se añaden antiguos cuentos de las islas cuyo componente erótico parece el resultado de un juego de niños aún no perturbado por el alquitrán fascista y mutilador de la moral católica.

En definitiva, una historia para leer con calma, en las tardes de lluvia junto a un tazón humeante y disfrutarla con la misma serenidad con la que el pequeño Johny las escucha de su animada abuela.

Brillante.

No hay comentarios: