01 febrero 2010

Manifiesto del anarcoescritor


Art 1.- A pesar de todas las actividades que ocupan mi tiempo, sean de asueto o para ganarme el pan, he sido y siempre seré una escritora.

Art 2.- No me muevo por la fama ni por el dinero. Me importa muy poco lo que esté de moda en cada momento y no quiero estar encasillada en ningún estilo.

Art 3.- Me gusta experimentar con todos los géneros, jugar con las palabras, con la fonética, con la prosa y con la rima. Me gusta que los demás también lo hagan. Sin embargo no soporto la chapuza literaria.

Art 4.- Soy comprensiva con la falta de rigor histórico o científico en una historia si tiene alguna finalidad. La experimentación y la ucronía tienen su encanto. Encuentro lícito que las reglas estén para saltárselas. Pero ello no significa que acepte una evidente falta de documentación. El juego y la especulación son una cosa. La ignorancia y la falta de respeto a la inteligencia del lector, otra bien distinta.

Art 5.- Sueño con el día en que el material de mi autoría sea descargado en la red. Huelgan los motivos.

Art 6.- La escritura no me aporta retribución económica, más bien me resta tiempo, esfuerzo e incluso dinero. Pero amo las letras por encima de eso.

Art 7.- Escribo por placer, cuando estoy inspirada y cuando tengo tiempo. Si me comprometo a un plazo de entrega, haré todo lo posible por cumplirlo. Cuando no le rindo cuentas a nadie me importa muy poco tardar cinco años en llevar un proyecto adelante.

Art 8.- Agradezco, apoyo y admiro a las personas que regalan su tiempo y esfuerzo en talleres de escritura, foros literarios y webs literarias sin ánimo de lucro, así como a todos aquellos que regalan su experiencia como profesionales del medio.

Art 9.- Respeto y admiro el trabajo profesional y remunerado. Reconozco el esfuerzo que supone y las trabas que se deben sortear para ello. Creo en la tolerancia bilateral hacia el camino elegido por cada uno.

Art 10.- Considero válidas y dignas del mismo respeto cualquiera de las plataformas elegidas, sean escritas, visuales o audiovisuales para narrar o contar historias. El avance tecnológico y la experimentación debería crear más recursos en lugar de dar origen a ghettos o grupúsculos distanciados entre ellos.

Art 11.- Los derechos de mi obra pertenecen a todos los libros que he leído previamente, a todas mis experiencias vitales, a todas las películas que he visto y a todos los cómics que he leído a lo largo de mi vida. Sin embargo agradezco que se respete la autoría de mis cavilaciones.

4 comentarios:

Kuching dijo...

Ahí queda eso, que es cómo para enmmarcar.

AnnaRaven dijo...

Molt be, te veo reinvindicativa

Rakel Archer dijo...

El manifiesto acoge nuevos artículos y miembros, a quien le pueda interesar. :)



(La palabra de verificación es gotich, que cachondo!)

Pasota Ilustrado dijo...

Amén.