06 abril 2010

Bitácora de escapada de semana santa en tres tiempos.

La ida.
Maletita lista, quedada en el centro, hola, hola, verás que divertido, doce horas de viaje en monovolumen, remate de agenda, Julio Cortázar, Vladimir Propp, Stephen King, la musa, la libreta, las curvas, los cambios de rasante, primer cafelito, coño qué frío, abre portátil, el modem no tira, más curvas, cierra portátil, ¿comemos?, el restaurante de los monster, más Cortázar, ya no se ve un pijo, mandarinas, ronda de chistes, ronda de anécdotas, paridas varias, hemos llegado, reencuentros familiares, cena multitudinaria, al Silencio va a ir Rita la Cantaora, uff una cama.

La estancia.
Tostás, ibérico y regañás, torrijas, nazarenos, tramos, bolas de cera, incienso, mira como la mecen, bulla, más ibérico, otra bulla, señora métase el carrito donde le quepa, otra virgen, si le das al flash salen negras,  once personas buscando mesa, más ibérico, pies de costaleros, "guiris" y "catetos", "sevillitas", mercado semanal, patrona del pueblo, y más ibérico, y más regañás, insolación, que alegría veros, la próxima en dos meses.

La vuelta.
Sueño retrasado, coche silencioso, Patricia Highsmith, Gustavo Adolfo Becquer, libreta, portátil, una baraja de cartas, partida al "indio", cafeeeee, sesiones de fotos, paradas técnicas, agotamiento general, planes que escaqueo para mañana, un monumento para el conductor, un gps muy educado, home sweet home, una ducha caliente, una peliculilla...

Imagen, del amigo Mel, con su permiso.

3 comentarios:

Didac Valmon dijo...

rápido ha sido...si al menos se disfruta...
Besos

AnnaRaven dijo...

Por lo menos puedes leer en el coche, yo me mareo un montón si lo intento!

Chepe dijo...

Uff! que intenso, y el alcohol? ja!

Saludos