14 agosto 2010

Nostálgicos Carrozas

Cuando tenía unos ocho años, mis padres lucían orgullosos un LP titulado "Nostálgicos Carrozas" (palabro que hace tiempo fue sustituido por "pureta")  Y en su malsano sentido del humor -todo se hereda- se autodefinían como tal sin el menor escrúpulo.

¿Y esto a que viene?

Ayer fuimos a ver el remake/ actualización/ la película de "El Equipo A". A la salida del cine ninguno de los dos tenia demasiado claro si había sido una buena cinta o no. Los ángulos de visión de una misma cosa pueden ser infinitos y la piedra angular de la decepción radica en el exceso de expectativas.

A mi me gustó. Principalmente por ser una serie que recuerdo con cariño, a pesar de que nunca he sido una teleadicta ni he seguido activamente jamás ninguna programación. Si encendía la tele y lo veía pues mire usted que bien. Pero sobre todo, porque mi nivel de exigencia con ciertos trabajos tiende a ser bajo. Me remito a lo siguiente:

- El cine de acción tiene como finalidad atropellar la vista con imágenes imposibles y hacerte engullir palomitas gracias a la parálisis de ondas beta en nuestro cerebro. La necesidad de un argumento sólido es prescindible ya que solo sirve para que las diferentes escenas de acción no se conviertan en imágenes deshilachadas. No se puede tener todo. Si quieres buenas historias busca otro género.

- La serie original era digna de su época. O sea naif y tontuna. El hecho de que forme parte de nuestra infancia (como "comando G", que ha envejecido de puta pena) y de que en su momento nos molase porque éramos críos no la hace buena. La nueva versión suelta guiños a espuertas y se sumerge en la moda actual de los episodios 0, narrándonos los orígenes.

La nostalgia vende. Lo comprobamos al abrir un álbum de fotos (quien haya tenido una infancia feliz) o al conectar canales de televisión de nueva hornada. Y nosotros, los eternos adolescentes que hemos superado la treintena miramos a nuestro alrededor con cara de "es a mi?" cuando un imberbe nos llama "señora". Como en el ciclo de la vida del Rey León, ahora los nostalgicos carrozas somos nosotros, por mucho que el termino haya quedado obsoleto. Creo que va siendo hora de asumirlo.

6 comentarios:

Didac Valmon dijo...

la nostalgia vende, sí, lo vintage llega todos lo sabemos

Sofía dijo...

Hola!!
Permiteme presentarme soy Sofía, administradora de un directorio de blogs, visité el tuyo y está excelente,
me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y así poder beneficiar tu blog con mas visitas.
Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a sofiacastillo0801@live.com
Exitos con tu blog.
Un beso
Sofía

Tytyvillus dijo...

¿Muere algún malote o salen tosiendo tras volcar su coche en una persecución?

Polzic dijo...

Muy buen blog!
Te invito a visitar el mío!
http://www.legosargentina.blogspot.com
o si queres comprar juguetes LEGO te esperamos en
http://www.legoshop.com.ar
Avisame si te interesa intercambiar links! mi blog es pagerank 3!
Muchas gracias!

guitarras electricas dijo...

Muy bueno! me gusta mucho tu blog, saludos!

Vahl Sanders dijo...

Citando: "Y nosotros, los eternos adolescentes que hemos superado la treintena miramos a nuestro alrededor con cara de "es a mi?" cuando un imberbe nos llama "señora"." Ja ja ja ja ja! tan cierto, buenísimo.