24 noviembre 2010

Barcelona TM: A hombros de gigantes...

La fantástica portada de Enrique Corominas
Hace varios años, un grupo de profesionales del cómic residentes en Barcelona decidió reunirse de modo regular un día a la semana a fin de compartir charlas, experiencia y un buen papeo con espíritus afines. De cuatro personas con una amistad más allá de lo profesional, el evento pasó a ser popular. El boca a boca, las invitaciones personales o colectivas, la curiosidad y la oportunidad hizo que esos pequeños encuentros se convirtieran en lo que ahora son. Prácticamente concentraciones semanales en las que compartimos mesa y charla principiantes, primeras espadas, maestros y alumnos, guionistas, ilustradores, dibujantes, profesionales de la animación y la publicidad, y todo ello con un nombre propio: Los Miércoles Frikis.
Tarde o temprano, lo que bulle de modo soterrado en cada una de esas reuniones tenía que salir y el desenlace es este recopilatorio de historias cortas titulado Barcelona TM.

Pocas normas se han puesto en la concepción de la obra: Que estuvieran ambientadas en Barcelona y, evidentemente, un numero de páginas prudente, que somos muchos. Para algunos ha sido la liberación de la imposición editorial, la oportunidad de adentrarse en nuevos géneros o nuevos ámbitos. Para otros como yo, la oportunidad de trabajar con un grupo de profesionales, arropada por la experiencia de los veteranos y el entusiasmo de los principiantes.  


La "troupe" de autores al completo.
Esperamos que podáis disfrutarlo tanto como nosotros disfrutamos en su creación. Fuimos libres para hacer lo que nos dio la gana, y ¡vaya si lo hicimos!

Ah, por cierto, "nuestro peque" verá la luz el día 10 de Diciembre gracias a Norma Editorial. Hasta entonces, estaremos ansiosos.

3 comentarios:

FHNavarro dijo...

Olé!! ;)

Un saludo

Kuching dijo...

Solo puedo decir: Genial!!!

Lola Mariné dijo...

Es una buena iniciativa, tanto esas reuniones semanales que deben ser geniales como la creación de ese trabajo colectivo sobre Barcelona.
BEsos.