12 noviembre 2011

Yo de mayor quiero ser músico.

0 puesahoraquelodices
Si pusieramos en fila las edades de todos los miembros de esta formación es posible que llegáramos al reinado de Salomón.  Son, en su mayoría músicos amateurs o profesionales retirados que no pueden deshacerse de su pasión, que es la música.  La orquesta Amics de la Musica es un hibrido a medio camino entre una orquesta sinfónica y una big band: cuarenta componentes con los instrumentos de una sinfónica y que se atreven con todo.
Por esas vueltas que da la vida ahora soy la nieta política de uno de sus componentes. Y hoy, desde la primera noticia que tuve sobre ello, los he podido ver en directo, en uno de sus conciertos. Aquí os dejo un ensayo que he encontrado en la red.


No son perfectos, no es por eso por lo que os hablo de ellos. Lo que me ha llegado al alma es ver cómo,  hombres y mujeres en la mayoría de los casos de edades entre los ochenta y los noventa vestían sus mejores galas para ofrecernos su espectáculo. Para el que ensayan todos los días y gracias al cual se mantienen ágiles de mente, de cuerpo y de espíritu.

Y cuando algunos recordamos a nuestros mayores, postrados en camas o en sillas, con la memoria  perdida y el vacío en los ojos y en los labios nos preguntamos cómo. Cómo lo han conseguido. Nos maravillamos y aprendemos de nuevo esa lección vital que habla de vivir con ganas.  Vida es movimiento.  No deberíamos olvidarlo jamás.

04 octubre 2011

30 Libros. 24.- Uno que no le prestaría a nadie.

0 puesahoraquelodices
No presto libros. Los vendo, los compro,  los regalo o ayudo a localizar una copia, pero jamás los presto. No quiero herir su orgullo...

03 octubre 2011

30 Libros. 23.- Uno que le gustaría volver a leer en su vejez

0 puesahoraquelodices
¿En serio?  Uff

¿El motivo? Ver si se ha cumplido todo lo que vaticinaba Orwell o si, por el contrario, todavía nos queda algún resquicio de libertad. Ya vamos casi al 50%...

02 octubre 2011

30 Libros. 22.- Uno de poemas (no valen antologías)

0 puesahoraquelodices
A finales de los 90, la editorial Mondadori puso a la venta una colección de libritos de poesía bajo el originalísimo nombre de Mitos de la Poesía. Lo que sí era original y rompedor era que esos libritos valían 350 pesetas. En el mismo año, si mal no recuerdo, y siguiendo la estela de los libros económicos, Alianza editorial estrenaba su colección Alianza Cien (adivinad el precio) dedicada a relatos o novelas cortas editadas por separado. Pero eso es de otra película.

En aquellos años de librera, con dos tótems de libros diminutos en mitad de la tienda, obvia decir que me leí todos los que pude. De la colección de poesía hubo dos, especialmente dos que llamaron mi atención.




Bueno, en realidad hubo cuatro. Los otros dos fueron Walt Whitman y Charles Bukowski, fruto de haber visto una película lacrimógena en la que sale el Doctor Wilson de polluelo y la afición de la juventud al caca-culo-pedo-pis que tan bien representaba la poesía de Bukowski, pero que a estas alturas tenemos un poco superada. No es que reniegue, solo que puestos a elegir, se queda en tercer lugar.

Y qué mas da, si a mi el que me gusta es Quevedo...

30 septiembre 2011

30 Libros. 20.- Uno que lo haya sorprendido por malo.

0 puesahoraquelodices
Si un libro no me gusta no pierdo el tiempo en terminarlo. Lo normal es que antes de la mitad lo haya mandado a imprimir la wikipedia y vaya a por otro. En algunas, pocas, libros anodinos han conseguido salirse con la tuya y alguna fuerza misteriosa me ha empujado a leerlos enteros.

Me duele hacer una mala crítica, así que, como animalillo cobarde, probaré con alguien con quien seguramente, jamás tropiece.

Es lo que tienen los puntos álgidos del famoseo. Una celebridad llega a la cima de su éxito y aprovecha para lanzarse a todas las demás actividades que le hacen gracia. No veo nada de malo en ello. No hubiera sido la primera vez que un artista despunta en una disciplina que no fue la que le dio a conocer. Sin embargo me preocupa la frecuencia con la que nos volvemos indulgentes ante trabajos medianitos por el simple hecho de que su autor es una persona que nos cae bien.

Con ello no quiero decir que sea una mala novela, solo que yo no le encontré la gracia ni la supuesta vena de humor británico que en cine suele hacer mis delicias, pero que en literatura aun estoy lejos de encontrar.
Seguiré buscando.

29 septiembre 2011

30 Libros. 19.- Uno que lo haya sorprendido por bueno

0 puesahoraquelodices
Sin entrar a valorar lo que cada uno considere como bueno o malo, pondré uno que no esperaba que me gustase.

Pues eso. Me aconsejaron a McMaster Bujold, reputada y ultrapremiada novelista de ciencia ficción y la pobre salió por la ventana al tercer capítulo, con lo cual tenía reticencias a empezar esta novela. Sorprendentemente, con reiteraciones y todo, me la bebí en tiempo récord. Cosa que en mi, lectora de trayectos del suburbano, es una proeza o la muestra de que la historia está bien narrada y engancha.

28 septiembre 2011

30 Libros. 18.- El que más veces ha leído.

0 puesahoraquelodices
No suelo releer nada que no entre en un examen o no me obliguen a firmar. Con la enorme cantidad de libros que tengo en la fila de pendientes no me planteo volver a leer determinados libros. A algunos les echo un ligero vistazo con la idea de asegurarme de que el recuerdo que tengo de ellos no ha sido edulcorado con el paso del tiempo.  Sin embargo hay un libro pequeñajo que se salta esa norma.

Y es que la mala leche que destila esta señora me fascina y me divierte a partes iguales.  Tras su primera lectura sufrió una "revisión de contenido" exhaustiva. Vamos, que el vistazo se lo eché a todas las páginas. Yo no contenta con eso, bastantes años después, acabó convertido en libro de cabecera y fuente de inspiración de parte de un proyecto. Así que ha batido récords de relecturas en mi particular podio.

A quien le guste la sátira, no se lo puede perder.

27 septiembre 2011

30 Libros. 17.- Uno de este año.

1 puesahoraquelodices
Tras escuchar este invierno la charla que el autor dio en BCNegra tuve muchísima curiosidad por esta novela y por su desarrollo.

Ya comenté en alguna otra parte que su estilo narrativo no me acaba de convencer. El narrador testigo parece demasiado lejos de la acción como para involucrarse. Me recordó por momentos a El Amante de la China del Norte, cuando M. Duras habla en el anexo final sobre posibles planos a añadir en el caso de que alguien quiera hacer una película basada en su libro.  No solo eso, sino que dependiendo de quién protagonice el capítulo, pasa de la tercera a la segunda persona. Un lío.

 Con todo, llegas a acostumbrarte, lo cual ayuda a meterse en materia y disfrutar de una historia cruda que se te agarra al estómago.  No apto para lectores sensibles o personas con demasiada imaginación.  

26 septiembre 2011

30 Libros. 16.- Uno ruso que sí haya leído.

0 puesahoraquelodices
¿Y terminado?

Esto se pone duro...

¿Se admiten checoslovacos? ¿Nop?

¡Ya se!

¡Y además tenía esta misma portada!

A su lado, las princesitas Disney eran una panda de niñas ricas y malcriadas. Era de mi madre. Lo recuerdo con mucho cariño y hace muchos años lamenté haberlo destrozado de niña.

¿No le veis cara de alien a la tipa de la portada? Su falta de ojos me tenía siempre intrigadísima.

25 septiembre 2011

30 Libros. 15.- Uno que haya amado hace años y del que hoy reniega.

0 puesahoraquelodices
Todos hemos tenido 15 años y las hormonas revolucionadas. Pero pasada la adolescencia, tanto azúcar es peligroso para la salud y este caballero alcanza dosis de coma diabético.

Sin embargo las leyendas me siguen gustando...

24 septiembre 2011

30 Libros. 14.- Uno que haya odiado hace años y que hoy admira.

2 puesahoraquelodices
Creo que esta categoría se va a quedar en blanco. Pocas veces vuelvo sobre mis pasos y menos para volver a experimentar algo que no me gustó.


23 septiembre 2011

30 Libros. 13.- El primer libro que leyó en su vida

0 puesahoraquelodices
La memoria no llega para tanto, así que voy a reformular el reto a mi antojo, y hablaré de el primero que recuerdo que me gustara.

Era yo una mocosa temperamental y exigente que acababa de lanzar por la ventana un ejemplar de Los Hollister a medio leer por empalagoso y cansino, cuando aparece mi madre con algo para mi.


De eso hace muchos años y ya ni recuerdo de qué iba la historia. Solo recuerdo que lo leí sin apenas respirar y pregunté si había más títulos.

Madre anotó un punto en su marcador. :D

22 septiembre 2011

30 Libros. 12.- Una biografía

0 puesahoraquelodices
Demasiado iconoclasta mi estilo para poder deleitarme durante horas con vidas ejemplarizantes o excusas no pedidas por los excesos. Tengo, sin embargo, cierta debilidad por los chiflados, los incomprendidos, los que nunca consiguieron adaptarse o los que, sencillamente, estaban como una regadera. Gente con carácter que en muchas ocasiones marcaron el destino de pueblos y generaciones pero que por el contrario eran incapaces de controlar sus propias emociones. Así nos va. Así nos ha ido durante muchos siglos.

21 septiembre 2011

30 Libros. 11.- Uno que lo haya motivado a visitar algún lugar.

2 puesahoraquelodices
Todo empezó hace unos años cuando pululábamos por un foro literario de cuyo nombre me acuerdo (cómo no me voy a acordar si acabó dando título a mi primera contribución colectiva a la letra impresa) y donde conocimos a la fantástica Rosa Ribas que, por entonces había publicado su primera novela y en la actualidad triunfa en el género negro con cinco obras de ficción a sus espaldas y una reputación bien merecida de escritora de talento.  Me estoy desviando del tema.

 Esa primera novela, que estaba triunfando como la coca-cola, era El Pintor de Flandes: un título oportunista que esconde una fantástica novela histórica ambientada en el Madrid de los Austrias donde no queda títere con cabeza.

Así, un grupúsculo de intrépidas foreras nos plantamos un fin de semana en la Villa y Corte para recorrer las calles por donde anduvo el joven Paul van Dick y de paso, conocer a parte del sector madrileño de El Recreo.com

Dos anécdotas de aquel viaje:

El hotel en el que nos alojamos era el ideal para rodar una película gore. A Tarantino le hubiera encantado.

Tenía que ser un espectáculo curioso ver a una pequeña manada de personas al trote cochinero por el Museo del Prado para meterse en la zona de ascensores a contemplar "La degollación de san Juan Bautista"

Cosas veredes, amigo Sancho...

20 septiembre 2011

30 Libros. 10.- Uno con una pésima versión cinematográfica.

0 puesahoraquelodices
Humm, aquí hay mucho material donde elegir... pito, pito, gorgo... este!


En este caso empecé por la novela y luego vi la película. Aquello que comentaba sobre el lenguaje audiovisual tiene aquí un buen ejemplo.

Cabe decir que, en general, las historias de científicos pasados de rosca me gustan y me divierten mucho, seguramente porque no entiendo un pito y no puedo escandalizarme por las muchas falacias que se dirán.  Por lo demás, Esfera me pareció en su momento un relato entretenido que me cautivó. Sin embargo la película tuvo que pasar por el coladero del cine de los 90 que, o lo explica todo por boca de los protagonistas o es tan oscura y obtusa que no hay quien entienda nada. A ésta, la pobre, le tocó entrar en la segunda categoría. Y entre eso y la falta de tiempo en el metraje que obliga a eliminar partes vitales para la comprensión de la historia, tenemos una amalgama de imágenes de buenos actores haciendo algo que seguramente no entendían ni ellos.

En fin, que el libro me gustó mucho pero su adaptación, a pesar de que respeta en gran parte la obra original, me pareció decepcionante.

19 septiembre 2011

30 Libros. 9.- Uno con una excelente versión cinematográfica.

0 puesahoraquelodices

Hace unas semanas, una compañera de armas abría el debate en G+ sobre versiones cinematográficas y novelas. El respeto de una obra literaria al pasarla al cine es una quimera. En primer lugar porque en cualquier producto audiovisual acaba metiendo mano hasta el apuntador y no digamos ya los que han puesto dinero en ella.
En segundo, porque el lenguaje cinematográfico tiene sus virtudes y sus límites cuando la prosa tiene virtudes y límites diferentes con lo cual, la adaptaciones tienen que metamorfosearse para ser inteligibles. Entre otras, una historia a negro sobre blanco no siempre pasa la nota de corte bajo el duro escrutinio de lo audiovisual y mucho menos en el cine post-MTV.
En tercer lugar porque haber pagado unos derechos de adaptación te da, exactamente, el derecho de hacer de tu capa un sayo y convertir tu obra favorita en una mamarrachada si te viene en gana y el productor te lo permite.

En cualquier caso mi opción es respetar la libertad creativa de cineastas sin entrar a rasgarme las vestiduras por nada. Eso si. También estoy en el santo derecho de no ver determinadas adaptaciones por respeto a la obra original, en la que no quiero ver modificada ni una coma.

En otras ocasiones, pocas, la película de marras me ha empujado a leerme la obra original y como en el chiste de las cabras, me ha gustado más el libro. . Una de ellas es El Club de la Lucha, que tras el enésimo visionado leí el libro. Y tras leer el libro volví a ver la película otras tantas veces y no me pareció que perdiera ni un ápice de su valor. A diferencia hecha del final en el que hollywood no da tregua con respecto a sus happy endings, pero que guionistas y director manejaron con soltura y media verónica.

18 septiembre 2011

30 Libros. 8.- Uno para leer por fragmentos

0 puesahoraquelodices

Porque la genialidad hay que tomarla en pequeñas dosis para que no sature.  Para poder seguir entendiéndola y disfrutándola sin perder un ápice de su frescura o de su fantasía.  Si fuese un editor crearía un almanaque con una greguería por día para poder tener cada día una pequeña dosis de juego y saborearlas poco a poco.  Todo sea que después se me olvide arrancar las páginas...

17 septiembre 2011

30 Libros. 7.- Uno muy divertido

1 puesahoraquelodices
Decíamos ayer...
Me lo regaló una buena amiga y a pesar de que en lo general me fío de su criterio tuve mis dudas. Sobre todo después de algún otro intento con el autor que, a pesar de disfrutar con sus guiones (si, soy de esos), sus libros no me habían terminado de enganchar.

Se convirtió en libro de mesita de noche y creo que me duró dos asaltos.  Me reí mucho con sus ocurrencias. Cuando mi cabeza empezó a imaginar la voz de Joan Pera narrando tanto disparate reí como una posesa.

Me llena de admiración la capacidad de este hombre para convertir cualquier hecho en un chiste, en una farsa. En la cosa más ridícula del mundo. ¿Tendrán algo que ver sus más de cuarenta años de psicoterapia?

12 septiembre 2011

30 Libros. 6.- Uno de un nobel

0 puesahoraquelodices
Debo ser una persona extraña pues no recuerdo a nadie más que disfrutara tanto como yo con las lecturas obligatorias del instituto. Tanto que hoy siguen siendo un referente en muchos sentidos. O quizás, porque a diferencia de otras materias aquí tuve profesores que amaban la literatura tanto como yo y no pesaba tanto que fuera una imposición.

Más allá de las simpatías o antipatías hacia el autor reconozco en su pluma cualidades que me atraen. La mayor de ellas, su capacidad para plasmar la dureza, el ridículo y la mezquindad. Aunque también puede ser que el furor adolescente me llevase a idolatrar una obra llena de opiniones personales del narrador y arquetipos, cosa que hoy no sería tan bien aceptada en una obra contemporánea, aunque sí comprendida en otras épocas y otras situaciones.

11 septiembre 2011

30 libros. 5.- Uno de viajes

2 puesahoraquelodices
Esta portada queda mucho mejor.

El género de viajes no es precisamente uno que me llame la atención y a bote pronto, escaneando las estanterías y mi memoria, creo que lo más parecido es La Odisea. ¿Recomendable? Todos los clásicos son altamente recomendables ya que de ellos deriva gran parte de lo que se publica hoy.


10 septiembre 2011

El reto de los 30 libros. 4.- Uno que le gusta a todos menos a mi.

3 puesahoraquelodices
Si me preguntasen que es lo mejor de este libro, diría que la portada. Lo demás, después de varias recomendaciones asegurándome que merecía la pena, me pareció que tras ahondar lo suficiente en la trama, la deja morir sin sacarle mayor sustancia. Me parece una historia desaprovechada y con una enorme carencia de empatía.
En cualquier caso, veo que me ocurre a menudo con historias de corte fantástico-mitológico. Y me pregunto por qué

09 septiembre 2011

El reto de los 30 libros. 3.- Uno que sea un placer culposo

1 puesahoraquelodices
Porque en el fondo, por mucho que finja, me tira el género más que a un tonto una tiza y pierdo el culo con el dramón gótico. Con este hombre se me afloja la lágrima que es un gusto.

08 septiembre 2011

El reto de los 30 libros. 2.- Uno que tardé en leer

1 puesahoraquelodices

Es un ensayo denso sobre la psicología femenina. Tan denso como aprovechable. Tan aprovechable como recomendable, sobre todo en estos tiempos en los que se está confundiendo la igualdad con una especie de fusión de géneros que anula la sabiduría femenina. La esencia de lo que somos y nos arrebataron. Lo que duerme bajo las máscaras que nos ponemos.
Altamente recomendable, para todos los géneros.

07 septiembre 2011

El reto de los 30 libros. 1.- Uno que leí de una sentada

1 puesahoraquelodices


La cosa tiene truco. Hace unos años me puse romántica y se me ocurrió hacer un viaje de mil kilómetros en tren. Así que abrí el libro en Barcelona y lo cerré pasado Despeñaperros. No me arrepiento. Me pareció una gran historia merecedora de su fama además de una narración de la que se puede aprender mucho. El autor consigue que huelas todo lo que hay a tu alrededor, que recuerdes el aroma del mundo.
Fascinante.

02 mayo 2011

Quién me ha robado el mes de Abril.

4 puesahoraquelodices
La primavera llegó revuelta este año. Llena de proyectos y nuevas ideas y a la vez desordenada y desastrosa. Supongo que es así como se organiza la vida, y tras unos meses de frío y letargo nos cuesta ponernos en marcha (menos mal que hizo algo de calorcito). Los mosquitos, al igual que parientes molestos, empiezan a hacer su aparición. Se nos llenan los ojos de polen y tenemos la sensación de que se nos echa el tiempo encima.

Entró con prisas. Y en esos nervios no dio pie con bola y nos mezcló la Semana Santa con Sant Jordi. Nos arrimó el Saló del Cómic a la semana previa y lo llenó de buenos momentos y, ya coleando, no nos ha dado respiro para averiguar cuando cae el primer domingo de Mayo y nos ha juntado el día de la Madre con el día del trabajador. Que daba gusto ver el metro el domingo con tanto colorido.


Salimos cojeando pero airosos. ¡Cuantas prisas! Mayo me va a parecer anodino por comparación.  Aunque siempre lo podemos llenar de cafés con los amigos.

24 febrero 2011

Repasando libretas: Cadáver Exquisito

0 puesahoraquelodices
Esto ocurrió durante las navidades de 2009. El binomio preliminar Raven-Archer se encontró ante dos cafés, una libreta y un boli. Y pasó lo que tenía que pasar. Ahora lo rescato aquí para deleite o vergüenza ajena, lo que más gusten.

Es curioso ver todo lo que es proclive a caer rodando por las escaleras de una casa. Empezaron cayendo las cajas vacías de una mudanza interminable, la ropa sucia enviada a puntapies hasta el lavadero. Incluso las maletas llenas, camino de aquél viaje relámpago de reconciliación. 

A ella le asustaban las escaleras sin alzado, de noche cerraba los ojos y creía oír a los fantasmas de todas las noches en vela que intentaba olvidar, haciendose un hogar entre los peldaños cinco y seis del primer tramo. Allí buscaban la comodidad de la calefacción y la protección de un rellano en la que cientos de veces habían pensado en colocar un paragüero o un jarrón alto repleto de esquejes de bambú. 

El primer jarrón fue víctima de una estrepitosa caída que despertó a los niños y supuso varias noches de cama redonda e insomnio general. En otras ocasiones, las piezas colocadas sobre los escalones amanecían en cualquier otra parte de la casa. Para que los pequeños no se asustasen, el juego matutino era encontrar el jarrón de bambú. 

Gloria, la mayor, era la que mejor jugaba. Siempre adivinaba el lugar al que habían ido a parar todas y cada una de las piezas: el armario de la habitación de invitados, la cuna de Gabriel, la caja de juguetes viejos de debajo de la cama de la abuela que alguna vez tendrían que llevar al desván o las tripas oxidadas y desinfectadas del viejo lavavajillas que había reducido a informes manchas de plastico a la granja de Hello Kitty. 

Gloria había heredado de mi padre ese sexto sentido que le hizo popular entre las gentes de su tierra. Ese don inquietante del que mi mujer no quería ni oír hablar y cuya mínima mención suponía una semana de conversaciones tensas y de lámparas encendidas hasta las tantas. Un día, uno cualquiera Elena subió a nuestro dormitorio y bajó con una bolsa de viaje. me dijo, y se fue, dejándome solo con los dos niños y una casa encantada.

Podíamos hacer café, temprano y siempre que no lloviese demasiado, pues los días calurosos exigían un tributo de té rojo, templado y oscuro con galletas de gengibre. También podíamos usar el salón por las tardes, aunque no en el día de autos ni en las noches de solsticio, así como colgar espejos en los pasillos o en la habitación principal. La regla de los espejos era la más importante para asegurar la buena convivencia. Poco  poco aprendimos a sobrevivir y a intentar olvidar a una esposa y una madre que permanecía prácticamente muerta ante nuestros ojos. Claro que el mundo deja de ser perfecto, o los riesgos asumibles en cuanto te sientas a observar el paisaje y mientras creía disfrutar de la puesta de sol, Gloria se convirtió en una adolescente.

Su habitación empezó a llenarse de chucherías sentimentales fruto de sus nuevas amistades de instituto. Las superficies que antes conquistaban muñecas y puzzles eternos dieron paso a pequeños tarros de perfume y pañuelos de colores. En poco tiempo, la coquetería trajo sus primeros pintalabios y un mundo de bolsas de tiendas de moda sembraba el suelo de su habitación. Una tarde de trapos con las amigas del alma de aquella semana dió paso a la ruptura de un tabú, a cambio de un pellizco de vanidad y autoestima cuando una de sus amigas sacó un enorme espejo que había escondido detrás de una armario y lo plantó delante del pasillo que daba a la escalera.

Mientras se retocaba el brillo de labios le pareció ver una sombra en la esquina superior derecha de la plata reflectante, probablemente fruto de la condensación de una sombra de ojos mal cerrada en el útero de un bolso plagado de pinceles, lápices y esponjas retocadoras. Al terminar de perfilar su labio inferior, carnoso, liso, suave y sensual aunque todavía estrecho como los labios de los niños, esa sombra había desaparecido. Pero a ella apenas le importó. ¿A quién podía preocuparle una mota de polvo azul? Sin embargo para sorpresa de todos nosotros, esa noche, sobre la mesa del salón, encontramos un pequeño brote de bambú. 

Nacía directamente de la mesa y bajo a misma una pequeña raíz se hundía hasta la madera que cubría el suelo. Las sombras se hicieron cada día más persistentes y el bambú crecía cada vez más hasta que la mesa no soportó más la presión y saltó en pedazos ante la mirada indolente de Gloria, dejándome los pies en el aire. Ambos miramos al suelo sonde las raices desaparecían esperando un nuevo acto de soberbia espectral. Las tablillas de madera empezaron a saltar describiendo meandros sobre el suelo del salón hasta llegar al espejo. Gloria se acercó para ver que iba a suceder a continuación. Antes de alcanzar la superficie reflectante un ruido seco le hizo dar una paso atrás. El espejo se había quebrado en pedacitos no mayores que un guisante...

...que esparcidos por el suelo dibujaban la desvaída silueta de una madre, una esposa, desaparecida ya hace tiempo. Confusa y asustada se giró para mirar al magnífico ser vegetal enraizado en el mismísimo infierno. El árbol, de un modo constante y casi meloso, se irguió sobre su tallo para envolver a mi hija en un mar de hojas esmeralda que cortaron su piel blanca y perfecta hasta que el suelo se cubrió por completo por un mar de aguas escarlatas. Petrificado por el miedo, incapaz de emular a los héroes de las películas, permanecía al final del pasillo, observando la horrible muerte de una niña que tan sólo era capaz de murmurar con lágrimas en los ojos:

14 febrero 2011

Barcelona ™ en los medios de comunicación

0 puesahoraquelodices
Ya va siendo hora de hacer un pequeño recuento de nuestras apariciones en los medios a raíz de la publicación del cómic.

En prensa


El Periodico de Catalunya



Diari d´Andorra


Diario El Mundo, Revista Tendències


Revista Dedo Medio

En la revista Benzina



En Radio

Sagar Fornies, Jordi Pastor y  Claudio Stassi en el Cabaret Elèctric

 José Homs, Jordi Lafebre, Damián, Roger Ibañez y Alex Fernandez En Com.Radio

En TV

Marcos Prior, Rakel Archer y Alex Fernandez Para el Ayuntamiento de Barcelona.








Damián, Jordi Lafebre y Nacho Fernandez para BTV Notícies


www.btvnoticies.cat


Sergi Álvarez en L´Imperdible



Han hablado de nosotros en la red... 

Guía del cómic

Zona Negativa

El comicsario

Imakinarium

Suite 101

Freakarq

LaNuez

Daykoku


Y esto no acaba aquí...

06 febrero 2011

Resumen muy particular de BCNegra 2011

2 puesahoraquelodices
Para lo poco que me gusta estar sentada frente a alguien que me da la tabarra (véase profesores), tengo cierta debilidad por las charlas, las mesas redondas, las conferencias... Y si además se trata de un elenco de escritores de la talla de los que formaban las mesas redondas de la Semana Negra de Barcelona, uno aguanta lo que le echen, incluso el frío endemoniado que hacía en La Capella los primeros días. O los grupitos de apoyabolsos le-guardo-el-sitio-a-una-amiga que se atrincheraban en las mejores zonas del público. Todo sea por aprender.

Finalmente asistí a seis de las mesas redondas que se anunciaban: Hablaron de espías y de metodología policial a través de un divertido atraco simulado. Se habló de una Barcelona como fuente inagotable de historias, de la novela negra en lengua alemana, de escritores británicos y de la reinvención de la novela de misterio. 

Paco Camarasa actuó como maestro de ceremonias. No se me ocurre nadie mejor que el dueño de Negra y Criminal: un local a medio camino entre club social, librería especializada en género negro y parque temático. Si alguna vez vuelvo a abrir una librería quiero que sea como esta. 

De esos días y sus charlas, estas conclusiones.

-Para realizar un trabajo en condiciones hay que documentarse. Mucho.

-No hables de lo que no conoces o la historia acabará chirriando.

-¿Te has documentado lo suficiente? Te aconsejo instalar una tienda de campaña en tu biblioteca favorita.

-La percepción es algo único. Intransferible y demasiado frágil y maleable. (Esto lo sabe todo el mundo, pero no está de más que nos los recuerden)

-¡Documéntate!

-Descubre la papelera como el mejor amigo del escritor.

-Los buenos sentimientos son enemigos de la buena literatura.

-Ármate de paciencia.

-Y, por si no lo he comentado, hay que documentarse.


Además de las conclusiones, saco una lista de novelas para sumar a mi ya larga lista de pendientes. Entre ellas:

Sin Cobertura, de Jordi Bordas y Eduardo Martín de Pozuelo. Basada en la muerte de siete agentes de CNI en la guerra de Irak en 2003

Los Libros de Plomo, de Fernando Martínez Laínez. En palabras de Jose Luis Ibañez: Un Dan Brown pero bien escrito. Ambientada en el Reino de Granada.

Corona de Flores, de Javier Calvo. Ambiente gótico y científicos desquiciados en la ciudad condal. Ñam, ñam...

Tren de Venganza, de Xavi Casinos. Cuyo eje central es la construcción del tramo de Ferro-Carril Barcelona - Mataró

Barcelona Far West, de Jordi Solé. Inspirada en la estancia de Bufalo Bill en la Barcelona de fin de siglo XIX.

Una Heredera de Barcelona, de Sergio Vila Sanjuan. Ambientada en los convulsos años 20 barceloneses.

Sorry, de Zoran Drvenkar. Cuya premisa es la creación de una agencia que se dedica a pedir perdón en nombre de terceras personas.

Sombras Sobre Berlin, de Volker Kustner. Ambientada en la Alemania de 1929.

En Caída Libre, de Rosa Ribas. La comisaria Cornelia Weber-Tejedor nos lleva esta vez al inmenso aeropuerto de Fancfort y su submundo.

El Beso de Glasgow, de Craig Russell. De título autoexplicativo.

Las dos primeras entregas del Red Riding Quartet de David Peace. Tetralogía sobre el Destripador de Yorkshire.

Solo el Silencio, de R.J. Ellory.  Heredera del espíritu de Steinbeck o Capote. Me encantó su modo de entender la literatura y la novela negra.

Invitación a un Asesinato, de Carmen Posadas. Recogiendo el espíritu de las novelas de misterio de Agatha Christie.



Me quedé con las ganas de asistir a la charla que daba Baltasar Garzón sobre crimen organizado. Finalmente, y temiendo que en algún momento dejara de ser una charla alrededor del género negro para convertirse en otra cosa, decidí perdérmela. Como muchas otras a las que no pude asistir.

Y el año que viene... volveré.

15 enero 2011

Nos presentamos

0 puesahoraquelodices
Norma Editorial,  treinta artistazos del cómic y la que suscribe haremos la presentación del recopilatorio Barcelona™

-¿Dónde? En la Librería Bertrand de Barcelona.  En Rambla de Catalunya 37. Muy cerquita de la estación Paseo de Gracia.

-¿Cuándo? El próximo martes 18 de enero. A las 19:30 horas.

Y luego habrá canapés. ;)

03 enero 2011

Queridos reyes magos:

3 puesahoraquelodices
Este año he sido igual de cabrita que en los últimos cinco años. No se si eso es bueno o malo pero me deja muy relajada. A pesar de que el mundo se caiga bajo nuestros pies seguimos aquí y a mi ver ha sido un año con un balance excelente, tanto en lo evidente como en las cosas que no se pueden contar. Y ha sido bueno, no porque manen del suelo los ríos de la abundancia sino porque nos tomamos la vida de otro modo. Y en mi vida estuve haciendo limpieza de trastos viejos para dar cabida a cosas nuevas y atractivas. 

En definitiva, supongo que he sido una niña muy buena.

Así que os voy a pedir una lista de buenos propósitos para el año que acaba de empezar. Así tendré algo con lo que limpiarme la nariz dentro de doce meses. 

También os quería pedir un poco de memoria, porque cada año, en visperas de Nochevieja me pregunto dónde demonios estaba yo el año pasado celebrándola. Nunca me acuerdo. 

Y la paz en el mundo. Aunque ya puestos, preferiría ser candidata a miss universo, que tiene mucha mas lógica.

Y ya que estáis, traedme el alma de un genio para ver si por osmosis se me pega algo.