07 septiembre 2011

El reto de los 30 libros. 1.- Uno que leí de una sentada



La cosa tiene truco. Hace unos años me puse romántica y se me ocurrió hacer un viaje de mil kilómetros en tren. Así que abrí el libro en Barcelona y lo cerré pasado Despeñaperros. No me arrepiento. Me pareció una gran historia merecedora de su fama además de una narración de la que se puede aprender mucho. El autor consigue que huelas todo lo que hay a tu alrededor, que recuerdes el aroma del mundo.
Fascinante.

1 comentario:

AnnaRaven dijo...

Yo ... también me lo leí de una sentada y también hubo un viaje de tren de por medio. Además, como el viaje era sólo de dos horas, el tren tuvo la gentileza de parar durante hora y media delante de un roble y una casa abandonada,en una tarde soleada de otoño, para que yo pudiera seguir leyendo y me lo acabara justo al llegar a casa.
Te copio el juego...esto...tenemos que hacérnoslo mirar :P