02 mayo 2011

Quién me ha robado el mes de Abril.

4 puesahoraquelodices
La primavera llegó revuelta este año. Llena de proyectos y nuevas ideas y a la vez desordenada y desastrosa. Supongo que es así como se organiza la vida, y tras unos meses de frío y letargo nos cuesta ponernos en marcha (menos mal que hizo algo de calorcito). Los mosquitos, al igual que parientes molestos, empiezan a hacer su aparición. Se nos llenan los ojos de polen y tenemos la sensación de que se nos echa el tiempo encima.

Entró con prisas. Y en esos nervios no dio pie con bola y nos mezcló la Semana Santa con Sant Jordi. Nos arrimó el Saló del Cómic a la semana previa y lo llenó de buenos momentos y, ya coleando, no nos ha dado respiro para averiguar cuando cae el primer domingo de Mayo y nos ha juntado el día de la Madre con el día del trabajador. Que daba gusto ver el metro el domingo con tanto colorido.


Salimos cojeando pero airosos. ¡Cuantas prisas! Mayo me va a parecer anodino por comparación.  Aunque siempre lo podemos llenar de cafés con los amigos.